STOs vs. ICOs vs. IPOs: Fundamental Differences Explained

Jonathan Galea

3 weeks ago
STOs vs. ICOs vs. IPOs
en flag
zh flag
fr flag
de flag
it flag
es flag

En STOS vs ICO vs OPI, aprendemos acerca de qué es cada una de estas herramientas de recaudación de fondos y cómo funcionan, y las comparamos con las regulaciones actuales de criptomonedas maltesas.

Oferta pública inicial (IPO)

Las ofertas públicas iniciales («OPI») implican ofrecer acciones de una empresa privada al público mediante la emisión de nuevas acciones, lo que requiere la transición de una empresa privada a una empresa pública. Normalmente se nombra a un asegurador, y las acciones se listan para operar en una bolsa. A través de las OPI, las empresas tienen la oportunidad de aprovechar un grupo de inversores públicos que proporcionan capital. A cambio de su inversión, los posibles accionistas obtienen una participación en la empresa. Además, las OPI son transitables en todos los Estados miembros de la UE y del EEE, ya que están reguladas por la legislación de toda la UE.

Por lo tanto, algunos de los beneficios de las OPI incluyen un aumento del capital, el crecimiento de las empresas, la transparencia y el potencial de aumento de la liquidez mediante una cotización secundaria. Sin embargo, están fuertemente regulados y, por lo tanto, más caros que otros métodos de recaudación de fondos. La empresa también está expuesta a riesgos de competencia, ya que la información confidencial, como la información financiera y fiscal, debe divulgarse al público. Además, se produce una pérdida de control ya que los accionistas adicionales adquieren derechos de voto, lo que reduce efectivamente el poder de los accionistas existentes en el proceso de toma de decisiones.

STOs vs. ICOs vs. IPOs

Oferta inicial de monedas (ICO)

Las ofertas iniciales de monedas (ICO), como las OPI, también se usan para recaudar fondos, pero ahí es donde terminan las similitudes. Las diferencias cruciales consisten en emitir tokens que no incorporan los derechos relativos a la equidad, mientras que emplean blockchain como medio de distribución. Las ICO implican la creación de nuevos tokens que se distribuyen a los inversores a cambio de criptomonedas o fiat. El token normalmente ofrece alguna forma de utilidad dentro del producto o servicio ofrecido por el emisor, u otros derechos que, en su totalidad, no incorporan los derechos relativos a la equidad tradicional.

Para crear un ICO, debe publicarse un libro blanco que exponga cómo se llevará a cabo el proyecto. Esto proporciona a las empresas emergentes un medio para acceder al capital sin los impedimentos impuestos por las OPI tradicionales, así como sin restricciones en cuanto al tipo de inversores que pueden participar, ya que normalmente las OIC también están abiertas a los inversores minoristas.

Hay varios beneficios asociados con las OIC, sobre todo debido a su situación en su mayoría no regulada en la mayoría de las jurisdicciones, salvo en el caso de la legislación generalmente aplicable, como la legislación contra el blanqueo de dinero. El uso de blockchain significa que el proceso es más rápido ya que los tokens se distribuyen automáticamente, y es esta facilidad de transacción lo que permite una rápida recaudación de fondos. Sin embargo, la falta de regulación ha llevado notoriamente a varias ICO estafas, lo que resulta en una baja credibilidad en los últimos años.

Oferta de token de seguridad (STO)

Las ofertas de tokens de seguridad (STOs) tienen características tanto de las IPOs como de las ICO. Mientras que implica la emisión de tokens o monedas en una cadena de bloques, los tokens que se emiten se clasifican como valores, ya que generalmente representan un activo subyacente como acciones, bonos o fondos. Debido a su naturaleza como valores, están regulados por la legislación tradicional sobre valores, a saber, el Reglamento sobre mercados de instrumentos financieros, la Directiva sobre mercados de instrumentos financieros, la Directiva sobre prospectos y la Directiva sobre transparencia en el ámbito de la legislación de la Unión Europea.

Si bien la regulación proporciona el beneficio de una mayor credibilidad que las ICO, el proceso es más largo e impone más requisitos debido a la aplicabilidad de la legislación tradicional sobre valores bursátiles. Dicho esto, los STOs son aún más rentables y el proceso es más rápido que el de las OPI a través del uso de la tecnología blockchain. Al igual que las OPI, en términos generales, las OST también son transitables en los Estados miembros de la UE y del EEE. Sin embargo, en este momento en el tiempo, los tokens de seguridad enfrentan el problema de la baja liquidez, ya que los tokens de seguridad hasta ahora no se han cotizado en ninguna bolsa de valores importante, debido a la nueva tecnología que emplean.

Visión general del marco regulador maltés

La Ley de Activos Financieros Virtuales, que ha estado en vigor desde el 1 de noviembre de 2018, regula la Oferta Inicial de Activos Financieros Virtuales (IVFAOS), el equivalente maltés de ICO, estableciendo los requisitos mínimos para llevar a cabo una IVFAO desde o dentro de Malta. En cuanto a las OAS, la Autoridad de Servicios Financieros de Malta ha llevado a cabo una consulta pública, y se prevé que en las próximas semanas se publicará una política completa.

También es importante tener en cuenta que todos los tokens basados en blockchain, ya sea una utilidad o tokens de seguridad, están sujetos a la Prueba de Instrumentos Financieros para determinar si el token en cuestión se clasifica como un Instrumento Financiero (que incluye valores transferibles), Dinero Electrónico, Tokens Virtuales o un Activo financiero.

IVFAOS en Malta

Los IVFAOS están regulados por el Capítulo 2 del Libro Virtual de Reglas de Activos Financieros, que establece los requisitos que deben cumplir los emisores de IVFAOS de Malta. Los emisores que deseen lanzar un IVFAO desde Malta deben realizar la prueba de instrumentos financieros para determinar si el token está clasificado como un activo financiero virtual («VFA»). Un agente de VFA debe ser nombrado y mantenido durante todo el proceso de IVFAO, y el agente de VFA debe aprobar la clasificación final de la prueba de instrumentos financieros. A continuación, debe designarse un consejo de administración compuesto por al menos dos personas, y debe constituirse una sociedad maltesa que actúe como entidad emisora. El Emisor también debe designar a los siguientes funcionarios que deben tener conocimientos y experiencia en el campo:

Auditor de Sistemas;

Custodio;

Auditor; y

Oficial Informador de Blanqueo de Dinero.

A continuación, deberá redactarse un documento técnico de conformidad con la Ley de VFA y remitirse a la MFSA por el agente de VFA.

OSOs en Malta

En términos generales, aunque la emisión de valores mobiliarios está regulada generalmente por la legislación tradicionalmente aplicable, como las Directivas sobre folletos y transparencia que forman parte de la legislación supranacional de la UE aplicable, la MFSA ha publicado un documento de consulta en relación con las OCE, que establece los requisitos que deben cumplirse para lanzar una Organización de Servicio-al-Prójimo desde Malta. Aunque se trata de un documento de consulta jurídicamente no vinculante, vale la pena señalar las diversas sugerencias formuladas por la Asociación en el documento. Los emisores que deseen lanzar un STO desde Malta deben realizar la prueba de instrumentos financieros para determinar si el token está clasificado como garantía transferible en la definición de MiFID II, con la facultad discrecional de solicitar un dictamen jurídico que confirme dicha clasificación. Aunque la MFSA estudiará la posibilidad de autorizar a varias estructuras empresariales a lanzar OCE en el futuro, por el momento las solicitudes de aprobación de prospectos deben presentarse de sociedades de responsabilidad limitada. Una vez presentada una solicitud a la Autoridad para la aprobación del folleto, se llevará a cabo una evaluación de tres pilares de la solidez financiera, el gobierno corporativo y la transparencia del emisor.

La solidez financiera se evalúa mediante el examen de la información financiera de los tres años anteriores. En lo que respecta a la gobernanza empresarial, el Órgano evaluará si el consejo de administración del futuro Emisor está bien informado del sector y es capaz de desempeñar sus funciones. A continuación, el emisor debe presentar un folleto a la Autoridad para que pueda determinar si se han cumplido los requisitos mínimos de transparencia, de conformidad con la legislación de la UE aplicable descrita anteriormente.

STOS frente a ICO frente a OPI — ¿Cuál es la mejor opción?

La recaudación de fondos es un paso crucial para varias empresas, sin embargo, determinar qué método emplear puede ser un proceso engorroso. Dicho esto, es difícil determinar objetivamente el método más eficaz para recaudar fondos per se. Si bien las OIC ofrecen una liberalización casi completa y fuentes de fondos prácticamente irrestrictas en la mayoría de las jurisdicciones, no ofrecen la misma credibilidad que las OPI, que están muy reguladas. Los IVFAO en Malta parecen servir como una casa intermedia en la que disfrutan de confianza a través de la regulación, ofreciendo más libertad a los emisores que las formas tradicionales de recaudar fondos al tiempo que salvaguardan los intereses de los inversores. Las OSOs bien pueden estar sujetas al mismo conjunto de leyes que las OPI, con los principales factores distintivos es el uso de la tecnología blockchain, y el hecho de que las OSOs no siempre consistan estrictamente en ofertas de equidad, y por lo tanto son más flexibles en alcance.

En última instancia, uno siempre debe apuntar a lograr un equilibrio entre la garantía regulatoria de los valores tradicionales, al tiempo que se beneficia de la flexibilidad y eficiencia habilitadas por tecnologías innovadoras como blockchain.

Las ofertas públicas iniciales (OPI) consisten en ofrecer acciones de una empresa privada al público mediante la emisión de nuevas acciones, lo que requiere la transición de una empresa privada a una empresa pública. Normalmente se nombra a un asegurador, y las acciones se listan para operar en una bolsa. A través de las OPI, las empresas tienen la oportunidad de aprovechar un grupo de inversores públicos que proporcionan capital. A cambio de su inversión, los posibles accionistas obtienen una participación en la empresa. Además, las OPI son transitables en todos los Estados miembros de la UE y del EEE, ya que están reguladas por la legislación de toda la UE. Por lo tanto, algunos de los beneficios de las OPI incluyen un aumento del capital, el crecimiento de las empresas, la transparencia y el potencial de aumento de la liquidez mediante una cotización secundaria. Sin embargo, están fuertemente regulados y, por lo tanto, más caros que otros métodos de recaudación de fondos. La empresa también está expuesta a riesgos de competencia, ya que la información confidencial, como la información financiera y fiscal, debe divulgarse al público. Además, se produce una pérdida de control ya que los accionistas adicionales adquieren derechos de voto, lo que reduce efectivamente el poder de los accionistas existentes en el proceso de toma de decisiones. Initial Coin Offerings (ICO) Initial Coin Offerings (ICO), como las IPOs, también se usan para recaudar fondos, pero ahí es donde terminan las similitudes. Las diferencias cruciales consisten en emitir tokens que no incorporan los derechos relativos a la equidad, mientras que emplean blockchain como medio de distribución. Las ICO implican la creación de nuevos tokens que se distribuyen a los inversores a cambio de criptomonedas o fiat. El token normalmente ofrece alguna forma de utilidad dentro del producto o servicio ofrecido por el emisor, u otros derechos que, en su totalidad, no incorporan los derechos relativos a la equidad tradicional. Para crear un ICO, debe publicarse un libro blanco que exponga cómo se llevará a cabo el proyecto. Esto proporciona a las empresas emergentes un medio para acceder al capital sin los impedimentos impuestos por las OPI tradicionales, así como sin restricciones en cuanto al tipo de inversores que pueden participar, ya que normalmente las OIC también están abiertas a los inversores minoristas. Hay varios beneficios asociados con las OIC, sobre todo debido a su situación en su mayoría no regulada en la mayoría de las jurisdicciones, salvo en el caso de la legislación generalmente aplicable, como la legislación contra el blanqueo de dinero. El uso de blockchain significa que el proceso es más rápido ya que los tokens se distribuyen automáticamente, y es esta facilidad de transacción lo que permite una rápida recaudación de fondos. Sin embargo, la falta de regulación ha llevado notoriamente a varias ICO estafas, lo que resulta en una baja credibilidad en los últimos años. Las ofertas de tokens de seguridad (STO) de ofertas de tokens de seguridad (STO) tienen características tanto de IPOs como de ICO. Mientras que implica la emisión de tokens o monedas en una cadena de bloques, los tokens que se emiten se clasifican como valores, ya que generalmente representan un activo subyacente como acciones, bonos o fondos. Debido a su naturaleza como valores, están regulados por la legislación tradicional sobre valores, a saber, el Reglamento sobre mercados de instrumentos financieros, la Directiva sobre mercados de instrumentos financieros, la Directiva sobre prospectos y la Directiva sobre transparencia en el ámbito de la legislación de la Unión Europea. Si bien la regulación proporciona el beneficio de una mayor credibilidad que las ICO, el proceso es más largo e impone más requisitos debido a la aplicabilidad de la legislación tradicional sobre valores bursátiles. Dicho esto, los STOs son aún más rentables y el proceso es más rápido que el de las OPI a través del uso de la tecnología blockchain. Al igual que las OPI, en términos generales, las OST también son transitables en los Estados miembros de la UE y del EEE. Sin embargo, en este momento en el tiempo, los tokens de seguridad enfrentan el problema de la baja liquidez, ya que los tokens de seguridad hasta ahora no se han cotizado en ninguna bolsa de valores importante, debido a la nueva tecnología que emplean. Visión general del Marco Regulador de Malta La Ley de Activos Financieros Virtuales, vigente desde el 1 de noviembre de 2018, regula la Oferta Inicial de Activos Financieros Virtuales (IVFAOS), el equivalente maltés de ICO, que establece el mínimo requisitos para llevar a cabo una IVFAO desde o dentro de Malta. En cuanto a las OAS, la Autoridad de Servicios Financieros de Malta ha llevado a cabo una consulta pública, y se prevé que en las próximas semanas se publicará una política completa. También es importante tener en cuenta que todos los tokens basados en blockchain, ya sea una utilidad o tokens de seguridad, están sujetos a la Prueba de Instrumentos Financieros para determinar si el token en cuestión se clasifica como un Instrumento Financiero (que incluye valores transferibles), Dinero Electrónico, Tokens Virtuales o un Activo financiero. IVFAOS en Malta Los IVFAOS están regulados por el Capítulo 2 del Libro Virtual de Reglas de Activos Financieros, que establece los requisitos que deben cumplir los emisores de IVFAOS desde Malta. Los emisores que deseen lanzar un IVFAO desde Malta deben realizar la prueba de instrumentos financieros para determinar si el token está clasificado como un activo financiero virtual («VFA»). Un agente de VFA debe ser nombrado y mantenido durante todo el proceso de IVFAO, y el agente de VFA debe aprobar la clasificación final de la prueba de instrumentos financieros. A continuación, debe designarse un consejo de administración compuesto por al menos dos personas, y debe constituirse una sociedad maltesa que actúe como entidad emisora. El Emisor también debe nombrar a los siguientes funcionarios que deben tener conocimientos y experiencia en la materia: Auditor de Sistemas, Custodio, Auditor y Oficial Informador de Blanqueo de Dinero. A continuación, deberá redactarse un documento técnico de conformidad con la Ley de VFA y remitirse a la MFSA por el agente de VFA. En general, aunque la emisión de valores mobiliarios está regulada generalmente por la legislación tradicionalmente aplicable, como las Directivas sobre prospectos y transparencia que forman parte de la legislación supranacional de la UE aplicable, la MFSA ha publicado un documento de consulta en relación con Las OCE, que establecen los requisitos que deben cumplirse para lanzar una OCE desde Malta. Aunque se trata de un documento de consulta jurídicamente no vinculante, vale la pena señalar las diversas sugerencias formuladas por la Asociación en el documento. Los emisores que deseen lanzar un STO desde Malta deben realizar la prueba de instrumentos financieros para determinar si el token está clasificado como garantía transferible en la definición de MiFID II, con la facultad discrecional de solicitar un dictamen jurídico que confirme dicha clasificación. Aunque la MFSA estudiará la posibilidad de autorizar a varias estructuras empresariales a lanzar OCE en el futuro, por el momento las solicitudes de aprobación de prospectos deben presentarse de sociedades de responsabilidad limitada. Una vez presentada una solicitud a la Autoridad para la aprobación del folleto, se llevará a cabo una evaluación de tres pilares de la solidez financiera, el gobierno corporativo y la transparencia del emisor. La solidez financiera se evalúa mediante el examen de la información financiera de los tres años anteriores. En lo que respecta a la gobernanza empresarial, el Órgano evaluará si el consejo de administración del futuro Emisor está bien informado del sector y es capaz de desempeñar sus funciones. A continuación, el emisor debe presentar un folleto a la Autoridad para que pueda determinar si se han cumplido los requisitos mínimos de transparencia, de conformidad con la legislación de la UE aplicable descrita anteriormente. IPO, ICO o STO: ¿Cuál es la mejor opción? La recaudación de fondos es un paso crucial para varias empresas, sin embargo, determinar qué método emplear puede ser un proceso engorroso. Dicho esto, es difícil determinar objetivamente el método más eficaz para recaudar fondos per se. Si bien las OIC ofrecen una liberalización casi completa y fuentes de fondos prácticamente irrestrictas en la mayoría de las jurisdicciones, no ofrecen la misma credibilidad que las OPI, que están muy reguladas. Los IVFAO en Malta parecen servir como una casa intermedia en la que disfrutan de confianza a través de la regulación, ofreciendo más libertad a los emisores que las formas tradicionales de recaudar fondos al tiempo que salvaguardan los intereses de los inversores. Los STOs bien pueden estar sujetos al mismo conjunto de leyes que las OPI, con los principales factores distintivos es el uso de la tecnología blockchain, y el hecho de que las OCE tal vez no siempre consistan estrictamente en ofertas de acciones, por lo que tienen un alcance más flexible. En última instancia, uno siempre debe apuntar a lograr un equilibrio entre la garantía regulatoria de los valores tradicionales, al tiempo que se beneficia de la flexibilidad y eficiencia habilitadas por tecnologías innovadoras como blockchain.

Like what you read? Give us one like or share it to your friends

56
2
Please to comment
newest oldest most voted
Hamid Hamidmoutaouakil
870
Hamid Hamidmoutaouakil

Vers good

Hungry for knowledge?
New guides and courses each week
Looking to invest?
Market data, analysis, and reports
Just curious?
A community of blockchain experts to help

Get started today and earn 4 bonus blocks

Already have an account? Sign In